Acción Humanitaria

A pesar de una leve mejoría de la situación humanitaria, Haití continúa haciendo hoy frente a grandes desafíos. Entre ellos destaca, principalmente, la situación de los desplazados por el terremoto de enero de 2010, la continua presencia de brotes de cólera relacionadas con las épocas de lluvia, así como la inseguridad alimentaria, el impacto del cambio climático y la gran vulnerabilidad de la población. Situaciones de riesgo una vez más identificadas tras el paso del ciclón Matthew en octubre de 2016.

Debido a esta elevada vulnerabilidad de la población haitiana al impacto de todo tipo de desastres, especialmente naturales, cada una de las Líneas de Actuación que han sido priorizadas por parte de la Cooperación Española para contribuir al desarrollo humano de Haitíí contará con acciones encaminadas a aumentar la resiliencia de las poblaciones locales y, así, reducir el riesgo de desastres.

La AECID mantiene su dispositivo de urgencia en estado de alerta y continúa apoyando a las instituciones públicas y acompañando a la sociedad haitiana ante eventuales catástrofes naturales. En particular lo hace a través de su Oficina de Acción Humanitaria (OAH) y a través de las aportaciones financieras a las convocatorias lanzadas por Naciones Unidas y destinadas a proyectos de acción humanitaria. Se sigue fortaleciendo la comunicación y el trabajo conjunto tanto con el Centro Logístico Humanitario en Panamá como con la OAH y la Unidad de ONGD de la AECID para una mejor preparación y capacidad de respuesta del conjunto de actores de la Cooperación Española.

Por otro lado, con el objetivo de acompañar al país en todo el proceso de reconstrucción y de acuerdo con las necesidades identificadas por el Gobierno de Haití y con los compromisos internacionales adquiridos por España, la AECID ha contribuido de forma muy significativa al acuerdo marco para la priorización del Apoyo Presupuestario. Además, con la finalidad de promover mecanismos de coordinación entre donantes e instituciones nacionales, la AECID forma parte de las instituciones que regulan la toma de decisión en materia de gestión de la ayuda, entre ellas el Fondo para la Reconstrucción de Haití (FRH) en la que España tiene representación oficial. Así, ante posibles situaciones de emergencia y desastre en los que las autoridades nacionales vean superadas sus capacidades de respuesta y procedan a efectuar llamamientos de ayuda a la comunidad internacional, la Cooperación Española activará los mecanismos e instrumentos de respuesta oportunos y a disposición para garantizar una ayuda basada en las necesidades de la población afectada.

Respuesta humanitaria al terremoto del 12 de enero 2010

Poco después del terremoto, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), desplegó la mayor operación de ayuda humanitaria de su historia, que superó los 67 millones de euros, enviando 16 aviones con material de emergencia y coordinando la respuesta española

Respuesta humanitaria cólera

En el año 2012 España desembolsó 5 M€ para el apoyo à la Dirección Nacional del Agua potable y el Saneamiento (DINEPA) en el marco de la respuesta humanitaria al brote de cólera post terremoto. El grueso de las actividades ejecutadas en el marco de este programa se centró en la sensibilización y comunicación.

Respuesta humanitaria HURACÁN Mathew 2016

La cooperación española apoyó a la DINEPA con la donación de 2 sistemas simplificados de tratamiento de agua y 2 Sistemas integrales de tratamiento (SETAS).  Por otro lado, fletó un avión con material de ONG españolas (Cruz roja, Intermon-Oxfam y Medicos del mundo). Así mismo, apoyó a dos agencias de NNUU:  UNICEF con un proyecto de saneamiento en escuelas y a OCHA con una contribución al Flash Appeal lanzado post-Matthew.

Respuesta humanitaria a través de ONG españolas

En el marco de la respuesta al terremoto de 2010, numerosas ONG recibieron financiamiento de la AECID, así como para la respuesta al cólera. Más recientemente, después del paso del huracán Matthew en 2016, se han activado dos convenios de emergencia. El primero de Intermon-Oxfam con una duración de 2 meses y con un enfoque multisectorial y de asistencia humanitaria y el segundo Cruz Roja Española de 6 meses y con un enfoque de recuperación temprana en el sector productivo.