El Centro de Promoción de la Mujer Obrera adapta sus actividades al COVID-19

Noticias
El Centro de Promoción de la Mujer Obrera adapta sus actividades al COVID-19
Martes 14 de Julio del 2020

Con la aparición del COVID-19, el Centro de Promoción de la Mujer Obrera (CPFO) tuvo que adaptar sus actividades para continuar la implementación del proyecto protegiendo a las personas y cumpliendo con las medidas de higiene y distanciamiento social. Así, comenzó con las actividades de capacitación disminuyendo el número de participantes por sesión e innovando con dos sesiones simultáneas, con el propósito de respetar los objectivos previstos. También se ajustaron ciertas líneas del presupuesto para la compra de mascarillas, lo que ha permitido el buen desarrollo de las actividades. En el primer semestre de 2020 se realizaron dos sesiones de formación en Desarrollo Humano con la participación de 32 obreras/os (27 mujeres y cinco hombres) y dos sesiones de formación en Normas Nacionales e Internacionales del Trabajo con la participación de 33 personas (27 mujeres y seis hombres). 

Las actividades de sensibilización comenzaron en abril, tras la reapertura de las fábricas, con pequeños grupos de diez a quince personas para respetar el distanciamiento social. Durante abril y mayo, las instructoras y las promotoras han realizado  sesiones de sensibilización con la participación de 735 personas. El 19 de junio del 2020, tras la compra de las mascarillas, hubo una sesión con 147 participantes, lo que da un total de 882 participantes (674 mujeres y 208 hombres).

Este proyecto implementado por CPFO  tiene como finalidad reforzar las capacidades de las mujeres obreras en Haití, específicamente las que trabajan en el parque industrial de Puerto Principe. Responde a la Estrategia de Género en Desarrollo de la Cooperación Española que busca superar la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres, y promueve un liderazgo femenino  fuerte y capaz de influir a su favor en las políticas públicas.

CPFO ha recibido una financiación de AECID para reforzar la autonomía de las mujeres obreras con el fin de que sean capaces de tomar las decisiones para hacer respetar sus derechos laborales e incrementar su participación en el ejercicio de su ciudadanía, para una mejora de su situación de vida y de trabajo