Cooperación Triangular

Durante años, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha contribuido a iniciativas de cooperación triangular en América Latina y el Caribe con el convencimiento de que esta forma de cooperación tiene un claro valor añadido.

Esta nueva tendencia en la cooperación para el desarrollo, tiene para la AECID un gran interés ya que se trata de potenciar la cooperación técnica, a través de la asociación de un donante (en este caso España) con un país de desarrollo medio (país emergente que actúa como receptor de Fondos de Ayuda Oficial al Desarrollo) para concurrir conjuntamente a favor de un tercer país demandante (Haití).

En este contexto, la Cooperación Argentina ejecuta junto a la AECID y el gobierno Haitiano el Programa PRO-HUERTA, para ayudar a los agricultores a diversificar sus huertos con el fin de que familias, grupos o entidades de las comunidades generen sus propios alimentos frescos. Representa una alternativa para mejorar la alimentación de los sectores sociales en situación de pobreza, a través de la autoproducción de alimentos en pequeña escala mediante modelos de huertas y granjas a nivel familiar, escolar, comunitario o institucional, complementando y diversificando la dieta.

Su estrategia de acción incluye:

  1. Promoción de las actividades de huerta y granja orgánica
  2. Capacitación permanente de promotores y beneficiarios
  3. Asistencia técnica
  4. Acompañamiento sistemático de los emprendimientos
  5. Provisión de insumos (semillas y planteles de granja)

Por su parte, Brasil participa en el programa de medioambiente MAPOU, el cual cubre 150 kilómetros del departamento del Sudeste de Haití.

Chile, Cuba y Colombia son países con los que se podrían comenzar proyectos triangulares con la AECID en Haití.