Eficacia de la ayuda

Haití forma parte, desde sus inicios en 2005, de la iniciativa de la OCDE para proveer de unos lineamientos específicos en materia de eficacia de la ayuda a los considerados Estados frágiles o en situación de fragilidad. En 2007 se acordaron los Principios para el compromiso internacional en Estados frágiles y en situaciones de fragilidad, que ofrecen una guía para contribuir a potenciar el impacto positivo del apoyo de la comunidad internacional en materia de desarrollo en estos países y a reducir al mínimo los daños involuntarios.

En junio de 2014 el CAED, dentro de su Programa Conjunto de Eficacia de la Ayuda (PCEA) presentó una Hoja de Ruta con los objetivos comunes del país y la comunidad internacional en materia de eficacia. En 2016 Haití y la comunidad internacional se comprometen a haber avanzado en alineamiento, transparencia, previsibilidad y seguimiento de los resultados, refuerzo de los sistemas nacionales y armonización, a través de una serie de resultados.

Compromisos en eficacia de la ayuda MAP

Adicionalmente, y en línea con los 10 principios para el compromiso internacional en Estados frágiles España se compromete a:

  • Centrarse en la construcción del Estado como objetivo principal, fortaleciendo sus capacidades y su legitimidad, especialmente en el nivel desconcentrado y progresivamente en el nivel descentralizado. Adicionalmente fortaleciendo las relaciones entre estado y sociedad civil, primordialmente en los ámbitos departamentales y locales donde se focalizará la intervención. También a nivel nacional a través de la Hoja de Ruta de fortalecimiento de la sociedad civil de la DUE y EEMM.

  • Promover la no discriminación como fundamento para las sociedades estables e inclusivas a través de la incorporación en las orientaciones de concentración del presente MAP de un enfoque basado en derechos humanos, género en desarrollo y reconocimiento de la diversidad cultural

  • Acordar mecanismos prácticos de coordinación entre los actores de la cooperación internacional que se concretarán en una futura programación conjunta entre DUE y EEMM, así como a través del impulso a posibles acuerdos de cooperación delegada u otros mecanismos conjuntos de financiación sectorial en los sectores en que la Cooperación Española participará.

  • Actuar rápido, pero permanecer comprometido lo suficiente para tener posibilidades de éxito fortaleciendo unos mecanismos de apoyo a la institucionalidad pública que se caracterizan y se valoran por su flexibilidad y acompañamiento a largo plazo en sectores estratégicos para el desarrollo humano de Haití. Será el caso de las capacidades institucionales en materia de educación o desarrollo agropecuario.